7 de julio de 2016

El pez espada engrasa su cabeza para nadar mejor


La protuberancia del pez espada (Xiphias gladius) lleva fascinando a la humanidad desde tiempos remotos. No solo llama la atención su longitud (en adultos puede llegar a un 40% del cuerpo), sino la forma en que la usan cuando nadan en mar abierto a velocidades de hasta 100 km/h. Pero su esquivo comportamiento lo ha convertido en un pez poco estudiado, hasta el punto de que el equipo de John Videler acaba de descubrir una glándula que se oculta en el interior de la 'espada' y que hasta ahora había pasado desapercibida. Continúa leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario