29 de septiembre de 2014

¿Qué son estas extrañas formas de vida de 600 millones de años?

El yacimiento de Doushantuo, descubierto en 1997 en la provincia de Guizhou, al sur de China, alberga uno de los grupos de fósiles más misteriosos para la biología. Desde hace unos años los científicos analizan los restos de lo que parecen grupos de células con una antigüedad de 600 millones de años, que vivieron justo antes de la conocida como explosión cámbrica, un período en que las formas de vida pluricelulares se multiplicaron con una diversidad desenfrenada.


Los autores han hallado fósiles en fases más avanzadas de los organismos encontrados anteriormente.
Uno de los fósiles más enigmáticos es el de un organismo bautizado como Megasphaera, un microfósil esférico que contiene una o varias células en su interior recubiertas por un grueso envoltorio. Hasta ahora, los científicos han estado debatiendo si se trataba de embriones de otros organismos, de algas o de colonias de bacterias. Sin embargo, un equipo de investigadores chinos encabezados por Shuhai Xiao presenta esta semana en la revista Nature el análisis más preciso de estos organismos realizado hasta la fecha y asegura que estos fósiles siguen desafiando los intentos por asignarles una categoría.

"Su ciclo de vida es desconocido y no está claro si tenían una existencia celular diferenciada, lo que dificulta las interpretaciones filogénicas". Los científicos presentan nuevos fósiles del tipo esférico y aseguran que se trata de fases más avanzadas de los organismos encontrados anteriormente que muestran pruebas de diferenciación celular y muerte programada. 
Los científicos no saben a qué grupo asignar estas esferas. 

"Su compleja estructura multicelular", aseguran, "no es consistente con una afinidad filogenética a las bacterias, los protistas unicelulares o los holozoos como los mesomicetozoeos". Y tampoco son algas como volvox.  En otras palabras, no saben a qué grupo asignar estas esferas y, aunque sospechan que quizá tengan parentesco con las eucariotas pluricelulares, aseguran que deben realizarse más estudios para resolver el enigma. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario