19 de julio de 2014

Los instrumentos de tortura de la Edad Media

La Inquisición en la Edad Media recurrió al uso de instrumentos de tortura terroríficos. Aquí te los mostramos uno por uno. 

1. La cuna de Judas.
Esta tortura puede durar días u horas. Una víctima se sentaría en este asiento en forma de pirámide, con las piernas atadas, la punta se acomodaba justamente en el recto; poco a poco se iba enterrando hasta destrozarlo completamente; era una muerte sumamente dolorosa y aterradora.


2. Ataúd Tortura.
Las víctimas podían ser mantenidas en jaulas o ataúdes para un periodo de tiempo, dependiendo del delito. Blasfemia les llevaría a la muerte. La claustrofobia era impresionante.



3. Presidente de la Tortura.
Hay muchas variantes en esta silla, pero todas incluyen picos que cubren la espalda, los brazos, asiento y reposa-piernas de la silla. Con el más mínimo movimiento las púas de acero se introducían en la piel generando hemorragias las cuales llevaban a la muerte.


4. Pera de la Angustia.
Este instrumento se insertaba en la vagina de las mujeres e incluso en el ano de los hombres, una vez dentro un tornillo comenzaba a abrir las hojas lentamente destrozando las partes íntimas lo cual generaba un dolor indescriptible.


5. Caja de fuego.
Se colocaba en el abdomen del sentenciado, en la parte posterior se colocaba carbón al rojo vivo, dentro de la caja ponían de una a tres ratas, debido al calor y al humo los roedores comenzaban a rasgar el estómago descubierto del sentenciado, lo cual generaba el desgarramiento y una muerte muy dolorosa.


6. Rompe senos.
Este fue utilizado en las mujeres, sobre todo las acusadas de aborto o adulterio. Las garras se calentaban al rojo vivo, posteriormente se le colocaban en los senos y se les apretaban con una gran presión. No siempre morían del dolor pero quedaban marcadas de por vida.


7. Casco rompe cráneo.
Era de los castigos más utilizados durante la Edad Media. Se colocaba en la cabeza de la víctima, en la parte posterior de la tapa del cráneo y en la parte inferior hacía tope con la barbilla. El inquisidor hacía girar lentamente el picaporte presionando el cráneo hasta fracturarlo, en algunas ocasiones el cerebro se veía expuesto antes de la muerte del individuo.


8. Sierras.
Fueron ampliamente utilizadas como instrumentos de tortura, ya que era fácil de adquirirlas incluso muchas personas tomaban venganza por su propia cuenta con este instrumento. Se colgaba a la persona boca abajo, era sumamente doloroso, la víctima era cortada en dos.


9. Ataúd del faraón.
Algunos cuestionan la legitimidad de este instrumento de tortura; una víctima sería atada dentro de este contenedor y las puertas eran cerradas. Los picos no penetrarían ningún órgano vital por lo que podría tomar horas o días para que se produjese la muerte. ¡Era un verdadero infierno!


10. Rasgador.
Se acostaba a la víctima sobre una cama de madera o piedra, se le pasaba el raspador por encima de la piel una y otra vez hasta causarle la muerte.


11. Aplasta cuello.
Este dispositivo aplastaría lentamente el cuello de la víctima, causando la muerte por asfixia.


12. Tabla inclinada.
Es una simple tabla inclinada, se ataba a la víctima y se la golpeaba hasta causarle la muerte.


13. Picota Tortura.
Esto estaba destinado a humillar públicamente a la víctimas; su función era dejarlos inmovilizadas por días hasta causarles la muerte, comúnmente eran colocados en plazas públicas donde la gente los azotaba e insultaba a su antojo. Comúnmente morían por falta de agua y comida.


14.  Rueda rompe extremidades.
Se acostaba a la víctima sobre una rueda de madera, se le ataban las extremidades las cuales estaban vinculadas a los radios de la rueda, se hacía girar lentamente. Generaba la ruptura de los huesos y el dolor llevaba a la muerte lentamente.


15. Tornillos de mariposa.
Los dedos se colocan en el interior de este instrumento y poco a poco se iban aplastando, conforme el torturador lo deseaba dando vuelta a la manija.


16. Tenedor de tortura.

Este dispositivo era una barra de metal con un tenedor en cada extremo. Se colocaba debajo de la barbilla y el otro en la parte superior del pecho. Un collar apoyaba el tenedor, lo que obligaba a la víctima a mantener la cabeza erguida, o habían de experimentar dolor al pincharse.


17. Divisor de la rodilla.
Podía ser utilizado en cualquier extremidad o articulación, los picos lentamente aplastaban todo lo que se coloca dentro de la división hasta el punto de partirlo.


3. Ataúd del toro.

Una persona se coloca dentro de este toro y ser quemado lentamente hasta la muerte. Los griegos incluso inventaron un sistema de tubos para que los gritos desde el interior sonarían como un buey.


4. Mascara de púas.

Se utilizaba principalmente en las mujeres, esta máscara de hierro estaba cubierta de púas por dentro. De esa manera, si la víctima intentaba hablar se enterraban en el rostro lentamente las filosas púas.


5. Potro de tortura.
Contaba con cuerdas amarradas a las piernas y manos del torturado, su verdugo poco a poco hacía que las cuerdas jalaran sus miembros hasta dislocarlos, lo hacían de una forma lenta para causarle el mayor dolor posible, en ocasiones se arrancaba la carne con todo e incluso los huesos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario