17 de mayo de 2014

El hombre que ilustraba el fondo del mar

En el año 2005, el biólogo marino Henry Compton murió en la localidad de Corpus Christi, Texas. Entre las cosas que dejó había dos cajas llenas de curiosas ilustraciones de peces con llamativos comentarios que se acaban de publicar en el libro “Fire in the Sea: Bioluminescence and Henry Compton’s Art of the Deep”. Compton tuvo la ocasión de participar en la exploración de las profundidades oceánicas del Golfo de México en los años 60 y pudo ver muchas de estas criaturas abisales que fotografiaba y retrataba después en sus cuadros. 



En muchas de las pinturas, completa con su fantasía lo que no vio con sus propios ojos, pero el resultado es de una simplicidad y una belleza incuestionables. Sobre estas líneas, por ejemplo, retrata al extravagante Thaumatichthys axeli, una criatura que ha desarrollado el cebo luminoso dentro de su boca, y no en el exterior como las otras. 



En esta otra, por ejemplo, retrata a un pez dragón que ha desarrollado un cebo de gran longitud y es capaz de enrollar a sus presas con el cuerpo. "La noche pertenecía a él. La noche pertenecía a él. La llevaba colgada de su largo látigo en su barbilla", escribe Compton junto al dibujo.



Si queréis seguir disfrutando de su obra tenéis varios dibujos más en la revista Discover. Merece la pena. 


Enlace: Strange Luminous Fish Light Up the Ocean's Depths (Discover) | Fuente: “Fire in the Sea: Bioluminescence and Henry Compton’s Art of the Deep”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario