12 de septiembre de 2013

El crecimiento suburbano alimentará las ciudades del futuro

Pekín es una de las ciudades con mayor movimiento, vida y crecimiento suburbano. Su modelo ha inspirado la clave de cómo podrían ser de utilidad estas ciudades suburbiales a la propia ciudad del futuro. Es muy sencillo: los suburbios de las ciudades podrían producir la suficiente energía para poder alimentar coches e incluso otro tipo de recursos. Ya sean suburbios, favelas, hoods, iskwaters o shammasas, estas 'barriadas' están creciendo desmesuradamente y a pesar de lo que pueda parecer, estas zonas tan densamente pobladas, son energéticamente más eficientes que toda la ciudad que las rodea.


SOLUCIÓN A LA ESCASEZ DE PETRÓLEO

Las ciudades son altamente dependientes del petróleo, pero esto va a cambiar en el futuro. La instalación de paneles solares fotovoltaicos en los techos de los suburbios y la utilización de vehículos eléctricos en lugar de los tradicionales, se convertirán en la fuente de energía más valiosa e interesante para la propia ciudad. El potencial de los suburbios -por su gran densidad de población- para el aprovechamiento de la energía solar es inmenso. Las casas suburbanas serían capaces de producir diez veces la cantidad de energía creada por los edificios comerciales.

¿QUÉ SERÁ NECESARIO?

Para que este aporte de energía sea eficaz, deberán realizarse ciertos cambios de planificación para controlar el desarrollo suburbano, aparte de la instalación de techos fotovoltaicos y una serie de contadores inteligentes que aprovecharían también el superávit de energía para ayudar al centro urbano con los picos de luz; es decir, la energía sobrante generada por las zonas suburbanas podrá ser utilizada por la zona de la ciudad que más gasto de energía realiza: el centro. Las nuevas tecnologías permitirán que nuestras ciudades utilicen la energía de una forma rentable, sin tener que depender siempre de los cada vez más menguantes suministros de combustibles fósiles.

LAS CIUDADES DEL FUTURO Y LAS ENERGÍAS LIMPIAS

El clima será más cálido en el futuro, por lo que captar energía solar será cada vez más barato. Además, el reemplazo de coches clásicos por vehículos eléctricos o EV´s ya está empezando y en el futuro formará parte de la cotidianidad. Cuando sean fabricados en masa, su precio se verá inmensamente reducido y serán más atractivos a la compra que sus antecesores 'comedores' de combustibles fósiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario