20 de abril de 2013

Intriga y suspense para niños y adolescentes


Nadie duda que un niño no puede adentrarse en una historia de suspense que le provoque pesadillas, ni que tenga una trama muy compleja con múltiples sospechosos o escenas violentas, por no hablar de sangrientas. Pero las novelas de misterio no son un género ajeno a los jóvenes. Por eso en esta celebración del Día del Libro 2013 centraremos las recomendaciones de literatura infantil y juvenil en libros que requieren lupa, imaginación y ganas de aventura.


En los últimos años asistimos a un fenómeno curioso:el paso coyuntural al terreno infantil o adolescente de  los grandes de la novela negra. El primero fue John Grishan, de quien Montena ha editado ya tres volúmenes de las desventuras de Theodore Boone. Este joven, aún en el instituto, es hijo de dos abogados y lleva la pasión por las leyes y los sucesos en las venas. Por eso ningún movimiento extraño escapa a su atención. El autor de El informe Pelícano o La tapadera, esta vez escribe para niños de 9 a 12 años y aprovecha para enseñar los rudimentos del derecho.
Harlan Coben también ha traspasado la frontera, pero en su caso con unos argumentos más enrevesados que los de Gisham y mayor tensión. El protagonista es el sobrino del agente deportivo Myron Bolitar -centro de toda una serie de libros-, de 17 años. "No quería escribir en tono condescendiente. La apuesta, el tema, la violencia... son muy maduros", contó el autor de Alta tensión en una entrevista de este diario. Molino, la división juvenil de RBA (su editorial en España para adultos), es la encargada de publicarle.
Al grupo se ha sumado ahora el noruego Jo Nesbo pero con unas historietas para niños más pequeños. El título del primer volúmen, El doctor Proctor y los polvos tirapedos que La Galera ha puesto a la venta, da idea del tono, el perfil de lector y la temática que se distancia del policiaco y se acerca al humor.Y otra nórdica, la sueca Camilla Läckleg, famosa por el superventas La princesa del hielo, acaba de sacar en España en su editorial Maeva (con el subtítulo Young) Super Charlie y el ladrón de peluches.

El catalán Andreu Martín alterna desde hace años para ambas edades. Cuenta con tres títulos en Edebé -Los dueños del paraíso fue premio Edebé Juvenil 2005- y uno en Alfaguara Infantil. Hace algo más de un año esta última reeditó No pidas sardina fuera de temporada, con el que había obtenido en 1989 el Premio Nacional de Literatura Juvenil. Y también en  Alfaguara textos de los grandes clásicos autores Allan Poe, Wilkie Collins, Stevenson, Ambrose Bierce, Conan Doyle o Chesterton bajo el título Cuentos policíacos con ilustraciones de Enrique Flores.

Los reyes del suspense reviven para los niños. Edebé tiene una colección Las aventuras de Alfred & Agatha, de Ana Campoy, en la que se hace coincidir en la infancia .pese a no ser coetáneos- al cineasta Alfred Hitchcock y la novelista Agatha Christie.
La Semana Negra de Getafe acoge desde el pasado jueves y hasta el domingo que viene la Semana del Libro Infantil y Juvenil. Detectives Inquietos con todo tipo de actividades. Otra forma de acercarse al mundo de la lupa. Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario