7 de noviembre de 2012

¿Qué te apetece hacer dentro de 2.800 millones de años en la Tierra?

La vida en la Tierra, si antes no sucede algo igual de catastrófico, perecerá dentro de 2.800 millones de años, cuando el Sol, moribundo, se intensifique hasta convertirse en una gigante roja y transforme en una fritanga todo lo que se mueva sobre el planeta. Unos mil millones de años antes, los únicos seres vivos serán unos organismos unicelulares que sobrevivirán en balsas aisladas de agua salada caliente. Este es el sombrío panorama que nos espera, según un grupo de investigadores de la Universidad de St Andrews (Reino Unido), de cuyo trabajo, publicado en ArXiv.org, se hace eco la revista NewScientist


FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 

Utilizando lo que en la actualidad se conoce sobre la Tierra y el Sol, los científicos han calculado una línea de tiempo para las fases de la vida en nuestro planeta, mientras el Astro rey se expanda hasta convertirse en una gigante roja, una anciana grande e hinchada que ya ha consumido buena parte de su energía, un escenario que es, casi sin duda, su fin más probable. Existen estudios previos muy similares, pero en esta ocasión el equipo quería considerar qué posibilidades tendría la vida de resistir en situaciones tan extremas.

Los astrónomos comenzaron modelando el aumento de las temperaturas en la superficie de la Tierra en distintas latitudes, junto con cambios a largo plazo en las características orbitales del planeta. Su modelo, según recoge New Scientist, muestra que a medida que el Sol envejece y calienta aún más la Tierra, la vida compleja se marchita: plantas, mamíferos, peces y finalmente invertebrados desaparecerían al tiempo que las temperaturas se disparan. Los océanos se evaporarán y la tectónica de placas se irá al garete sin el agua como lubricante. Con el tiempo, piscinas de agua salada caliente serán todo lo que exista en las latitudes más altas, en cuevas subterráneas protegidas del calor exterior o bajo la superficie terrestre. Los microbios que vivan en esas aguas podrían gobernar la Tierra durante mil millones de años antes de que ellos también acaben extinguidos sin remedio.

EXTRATERRESTRES MUY BÁSICOS
Los investigadores han aplicado el mismo modelo a estrellas de varios tamaños y han concluido que la vida en un planeta parecido a la Tierra sería solo unicelular durante los primeros 3.000 millones de años. La vida compleja existiría durante períodos relativamente cortos antes de que la estrella comenzara a morir y los microbios volvieran a reinar. Los científicos llegan a la conclusión de que, si realmente existe vida extraterrestre, es más probable que se sea microbiana. Ser capaces de detectar la firma de este tipo de vida es de extraordinaria importancia, ya que planetas fuera de nuestro Sistema solar que nos parecen muertos quizás puedan encontrarse en el final de su etapa habitable.

El futuro último para la Tierra es sombrío, pero los investigadores dejan un hueco a la esperanza. Consideran que la habitabilidad de los planetas alrededor de otras estrellas es más variada de lo que se cree, lo que abre una ventana a la búsqueda de lugares, quizás los más insospechados, donde pueda desarrollarse la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario