25 de octubre de 2012

La pedagogía de San Agustín

San Agustín, además de ser un brillante filósofo, padre de la iglesia y servidor de Dios (un poco díscolo en su juventud), también fue un profesor con un poco de mal genio. 
Cuando en una ocasión le preguntaron a San Agustín qué hacía Dios antes de crear el mundo, contestó: “Estaba creando un infierno para las personas que hacen preguntas como esa”. De ello podrían algunos deducir el por qué de la apuesta última de Agustín por la fe frente a la razón. Si bien desde aquí le damos ese margen de confianza, atribuyéndolo más al carácter irónico y fuerte de un Obispo que a una negación del pensar que nunca existió en él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario