5 de septiembre de 2012

Causas del rechazo social en la escuela

Hay niños, igual que adultos, con los que nadie quiere jugar. Según un estudio, hay tres motivos. Conocerlos ayuda a evitarlos.


Unos investigadores del Centro Médico de la Universidad Rush, en Chicago, han encontrado tres factores clave en el comportamiento de los niños que pueden provocar rechazo social.
1. No saber detectar las pistas no verbales y sociales de los otros niños.
2. Detectarlas, pero no entenderlas. Por ejemplo, no saber lo que significa una expresión facial de enfado o tristeza, o un tono de voz emocionado o una caída de hombros por una decepción.
3. No responder adecuadamente. Ser incapaz de autocontrolarse.
«La habilidad de los niños para desarrollar relaciones positivas con sus compañeros es crítica para su bienestar», dijo el doctor Clark McKown, principal investigador y director de investigación, del Rush Neurobehavioral Center. «Comparado con niños que son aceptados por sus compañeros, los que son rechazados tienen un riesgo elevado de sufrir problemas de adaptación en el futuro».
Un niño que sufre exlusión social es más propenso a sacar malas notas, a dejar la escuela, a sufrir depresión y ansiedad y, dicen los autores, a probar las drogas.
«El número de niños que no saben gestionar todos los pasos y que tienen riesgo de rechazo social es asombroso», dijo McKown. Casi el 13% de la población escolar tiene dificultades de aprendizaje socio-emocional.
Según otro trabajo del Center for Neuroscience, Mind and Behabviour, en la Bowling Green State University de Ohio, la exclusión social provoca exactamente las mismas respuestas en el cerebro que el daño físico. 
Los científicos esperan desarrollar un test para detectar esta situación y ponerle remedio.

Fuente: kindsein

No hay comentarios:

Publicar un comentario