13 de agosto de 2012

Máquina de vapor para la corrección celerífera de niños con problemas

Grabado de fines del siglo XVIII
"Se avisa a los padres y madres, tíos y tías, tutores, tutoras, maestros y maestras de internados y a todas las personas en general que tengan niños perezosos, golosos, ... rebeldes, revoltosos, insolentes, pendencieros, acusones, charlatanes, irreligiosos, o con cualquier otro defecto, que el señor Croquemitaine y la señora Bricabrac, acaban de instalar en cada cabeza de distrito de la ciudad de París una máquina semejante a la representada en este grabado y que reciben todos los días en sus establecimientos, desde las doce de la mañana hasta las dos de la tarde a todos los niños malos que necesitan ser castigados.... Lo barato del castigo aplicado por la máquina de vapor y los efectos sorprendentes que produce animarán a los padres a servirse de ella siempre que la mala conducta de sus hijos así lo exija.... También tenemos internado para los niños incorregibles, a quienes alimentamos con pan y agua".

¿Qué opináis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario