2 de agosto de 2012

¿De dónde viene la hamburguesa?

La historia de la hamburguesa comienza en el siglo XIII, cuando los jinetes nómadas Tártaros recorrían el Asia y la Europa Oriental y comían carne molida cruda, la tradicional “Carne Tártara”. Al crecer su influencia en las provincias bálticas de Finlandia, Estonia y Latvia, los locales agregaron sal, pimienta y jugo de cebolla. En el siglo XVIII, Hamburgo era el puerto más grande de Europa. Los mercaderes alemanes en sus viajes a través del Báltico rumbo a las ciudades rusas desarrollaron el gusto por aquella carne cruda y al regresar a Hamburgo la llevaron consigo. Los alemanes experimentaron añadiendo huevo crudo para enriquecerla. Finalmente, la carne fue cocinada con cebolla picada, lo que mejoró su sabor.


 
A inicios del siglo XIX, Hamburgo fue el mayor punto de embarque para los inmigrantes alemanes rumbo a Estados Unidos. Junto a sus posesiones llevaron la popular carne molida, ahora cocinada. Esta variación de la receta fue conocida como “Carne al Estilo Hamburgo”, y fue popularizada por los inmigrantes asentados en el valle del río Ohio.

El debut en Nueva York de esta especialidad fue de la mano de alemanes que instalaron puestos de comida cercanos a los muelles. Así, la “Carne Hamburguesa” fue trazando su camino hacia los restaurantes americanos, teniendo como documento más antiguo una carta del Restaurant Delmonico´s que la ofrecía a su clientela en 1834. 

En el siglo XIX, las ciudades norteamericanas experimentaron un sostenido crecimiento impulsado por la expansión industrial y la mano de obra inmigrante. Esta nueva clase trabajadora, caracterizada por la estrechez de tiempo y presupuesto, encontró más conveniente y económico tomar una merienda rápida que regresar al hogar por comida casera. Los vagones de comida callejeros instalados cerca de las fábricas, algunos tirados por caballos, se convirtieron en precursores de los Fast Food ofreciendo hamburguesas. Junto a los vendedores ambulantes, otra institución americana estaba por alcanzar popularidad: La Fuente de Soda, descendiente de la antigua farmacia que ofrecía helados y batidos y servía menús que incluían sopa, sandwiches y hamburguesas. 

Existen versiones acerca del origen de la hamburguesa tal y como la conocemos hoy en día, es decir: carne consumida entre dos trozos de pan. La de mayor credibilidad afirma que nació en Seymour, Wisconsin en 1885, producto de la visión de Charlie Nagreen, de sólo quince años de edad, quien trabajaba en su puesto de comida de la feria estatal. Sus clientes querían pasear mientras comían. Charlie, resolvió el problema colocando la carne entre dos tajadas de pan, llamándola “Hamburguesa”. Sin embargo, más de uno se adjudica su invención, como Frank Menches, en 1892, durante la feria del Condado Akron, Ohio, o en el local de Fletcher “Old Dave” Davis en Athens, Texas. 

Lo cierto es que en la Feria Mundial de St. Louis de 1904, la hamburguesa ya era toda una sensación gastronómica y, hoy por hoy, llega a límites insospechados utilizándose incluso como medidor de la economía de los países (el llamado "Indice Big Mac"). Con este indicador se calcula cuánto vale en dólares la popular hamburguesa en los distintos lugares del mundo, lo que permite medir el nivel de competitividad de la economía de cada uno de los 120 países en los que está presente la más populares hamburgueserías: Mc Donald’s. Fuente: Magazine del pan

No hay comentarios:

Publicar un comentario