15 de noviembre de 2011

Pirro: "Otra victoria como esta y estaré perdido."

Pirro, Rey del Epiro, fue el más tenaz enemigo que la pujante República Romana encontró en su expansión por el sur de Italia. Hasta topar con el epirota, los romanos habían encadenado una victoria con la siguiente, pero las falanges de Pirro consiguieron detener la racha. El coste material y personal de la hazaña fue, sin embargo, terrible.

Cuenta Plutarco que, tras su apuradísima victoria en Asculum (279 a.C.), el monarca reflexionó: "Otra victoria como ésta y estaré perdido."

Pirro reinaba en Epiro en el año 281 a C. cuando la ciudad de Talento le solicitó ayuda contra Roma. Pirro acudió con 25.000 hombres y enfrentó al cónsul Valerio Levino. Los elefantes, que los romanos aún no conocían, decidieron la batalla y las legiones, diezmadas, dejaron sus posiciones al fin de la jornada. Pero, al amanecer, Pirro comprobó sus propias bajas: má...s de 4.000 hombres y sus mejores jefes muertos; su caballería puesta en fuga

Desde entonces “una victoria a lo Pirro”, expresa un contrasentido. Se aplica a cualquier éxito cuyo costo es tan elevado que equivale a un fracaso.

Héctor Zimmerman
Tres mil historias de frases y palabras que decimos a cada rato, Editorial Aguilar, Buenos Aires, 1999.

Pírrico

pírrico1, ca.

(Del gr. Πυρρικός, de Πυρρός, Pirro, rey de Epiro).

1. adj. Dicho de un triunfo o de una victoria: Obtenidos con más daño del vencedor que del vencido.

2. adj. Conseguido con mucho trabajo o por un margen muy pequeño. Triunfo pírrico del Partido Conservador.

3. adj. De poco valor o insuficiente, especialmente en proporción al esfuerzo realizado. Recibieron una cantidad pírrica por su trabajo.




pírrico2, ca.

(Del gr. πυρρίχη).

1. adj. Se dice de una danza practicada en la Grecia antigua, en la cual se imitaba un combate.


No hay comentarios:

Publicar un comentario